El Sol De Yakima

Congreso de adicciones en Morelia



Los expertos en prevención contra las drogas dicen la descomposición de valores, la familia y la falta de fondos son los causantes de un cresciente problema de drogadicción.

Elly Castillo
LA VOZ DE MORELIA

Morelia, Michoacán.-En México, la guerra contra el consumo de drogas se está perdiendo, y esto en parte porque actualmente resultan ineficaces los programas sociales para prevenir adicciones y que son aplicados por las autoridades federales y estatales. En ello coincidieron especialistas en la materia, quienes participaron en el IX Congreso Nacional contra las Adicciones, mismo que concluye mañana luego de dos días de actividades, en los cuales se han estudiado las formas de tratar a los adictos.
Los entrevistados coincidieron en su diagnóstico de la falla: el gobierno invierte más dinero en el combate que en la prevención, lo cual es un error. Debe ser equitativo.
Incluso, hay quienes piensan que la droga ya está introduciéndose como un elemento más en la cultura del país, lo cual es un signo gravísimo, determinó, Patricia Reyes directora del Centro de Atención Especializado en Drogodependencias AC (Caedro).
“La droga empieza a ser parte de la cultura, y nos hemos estado acostumbrando a eso. Se dice que legalicemos la mariguana porque es la menos dañina de las drogas, eso entre comillas… el problema es que nos enfrentamos a una cadena de violencia en donde no se han tocado los factores económicos del narco, donde hay una cadena importante de componendas. El problema más fuerte es que la convivencia familiar ha cambiado radicalmente. Los valores se han trastocado, aun cuando suene trillado”.

La familia disfuncional y las drogas

El doctor Antonio Elizondo López, director del Centro de Atención Integral al Paciente Adicto (Caipa), con 33 años de experiencia en la investigación y tratamiento de adicciones, considerada una de las voces más autorizadas en el país para hablar sobre el tema, refirió: “ahorita el problema más fuerte por el cual estamos perdiendo la guerra contra adicciones es el problema social. Las adicciones son un problema psicosocial, influido por la disfunción familiar. La mayor parte de los adictos proviene de familias disfuncionales. Hay crisis de valores, se abandonan los valores fundamentales para caer en los superficiales, como lo es el poder, el dinero, el prestigio, la soberbia intelectual y desgraciadamente también cuenta la penetración que tiene el narco como consecuencia de la corrupción, de la  pobreza, de desigualdad social”.
Elizondo López reconoció que desde su trinchera se ve que hay incremento de políticas públicas en torno a la drogadicción, pero puntualizó: “han aumentado, es cierto, pero no han mejorado. Veo desequilibrio en los presupuestos dedicados a la lucha contra las drogas en comparación con el poco presupuesto que se destina a prevención, sobre todo en educación a adolescentes y niños. Ahí es donde deben mejorar las que considero son las dos formas fundamentales: lograr la disminución de oferta y disminución de la demanda. Pero la mayor parte de presupuesto se va en disminuir oferta. Debe haber un equilibrio para la disminución de la demanda. Pero otra parte esencial es la educación, que debe existir entre padres, sacerdotes, médicos, sociólogos, antropologos, comunicólogos, y fundamentalmente, niños y adolescentes”.
Edgar Angulo, coordinador general de prevención en la fundación Oceánica, apuntó:
“hay que darles tiempo a las actuales políticas públicas. Veo que hay buena planeación en diferentes estrategias. Aunque nos enfrentamos a otros problemas, el consumo de drogas sigue incrementándose por que hay más disponibilidad. Yo apostaría más por reducir la demanda que combatir la oferta. Muchos recursos se destinan al combate, pero no emparejamos los recursos que se requieren para la prevención y el tratamiento, que es donde deberíamos enfocarnos”.

¿Qué hacer?

Si usted tiene un familiar adicto a las drogas, al cual quiere ayudar a salir del problema, lo primero que debe de comprender es que la adicción es una enfermedad, y no un problema psicológico o una cuestión moral, como casi siempre se considera, refirió el doctor Antonio López Elizondo, egresado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y con poco más de tres décadas como estudioso de las adicciones.
Por ello, en entrevista para este medio, López Elizondo, expuso tres puntos fundamentales para tratar de acabar con una adicción.
“El primer consejo que yo daría a los familiares de un adicto es que no  vean la situación como un problema de moral, sino como el  problema de salud que es. En segundo lugar les diría que  no oculten el problema  por que esa es la tendencia, sino que inmediatamente lo acepten y lo enfrenten. Y el tercero, es que mientras más pronto tomen acciones para ayudar al adicto o al futuro adicto, así mejores soluciones van a tener”.

Comments

One Response to “Congreso de adicciones en Morelia”

  1. SERGIO on March 19th, 2010 12:09 pm

    Y DONDE PEDIMOS AYUDA ESTAMOS DESESPERADOS

Got something to say?