El Sol De Yakima

El arte de conservar tomates

080509_SG_Canning-TMC

SHEILA RYAN

ESPECIAL PARA EL SOL DE YAKIMA

Tomates: Los puedes conservar, congelar o deshidratarlos
(secarlos)
Ya que se consiguen los tomates durante esta temporada del año, por que no conservarlos ahora para poder hacer sopas, guisos, salsa de espagueti y hasta salsa durante este invierno. Se pueden congelar, conservar y hasta deshidratar para uso en el futuro.

¿Cúal es el mejor modo de congelar tomates?
Hay varias maneras. La primera es de lavar y meter los tomates en agua hirviendo de 30 a 60 segundos para ensuavizar la piel y luego pelarlos. Se puede congelar enteras o en pedazos. Cuando se empaca en un contenedor, deje por lo menos una pulgada de espacio arriba por que se expanden al congelar. Aún más fácil es lavar y secarlas con pequeños toquecitos. Empáquelos dentro de bolsas plásticas para congelar. Cuando está listo para usar el tomate, corra agua fría debajo de los tomates congelados y la piel se caerá facilmente. Listos para cocinar.
Los tomates pueden ser guisados y luego congelados. Cocine los tomates que ya están pelados y partidos en cuartas partes de 10 a 20 minutos. Espere que se enfríen y luego se congelan. Hierva a fuego lento hasta que el volúmen se haya reducido por una tercera parte o hasta la mitad para salsa de tomate. Congele en contenedores para congelar con un espacio que le sobre una pulgada arriba.

¿Cómo puedo conservar tomates?
Los tomates pueden ser conservados por medio de utlizar un baño de agua hirviendo para conservar o por medio de un conservador de presión. Cualquier método es seguro siempre y cuando sigue las direcciones para acidificar y el de proceso.
Primero que nada, únicamente conserve tomates verdes o poco maduros. No debe de conservar tomates que están maduros. Por cada pinta debe de agregar 1 cucharada de jugo de limón enbotella o 1?4 cucharadita de ácido cítrico. Para cada cuarto de galón, agrege 2 cucharadas de jugo de limón enbotella o 1?2 cucharadita de ácido cítrico. El ácido agregado es una manera extra para prevenir que se pudra. El ácido cítrico se consigue en tiendas donde se vende comida natural o orgánica.
Remueve la piel al meter en agua hirviendo por 30 a 60 segundos. Quite cualquier area que este dañada o descolorada y pártelas en cuartas partes. Cocine una sexta parte de ellas en una holla rápidamente, aplastándolas con una cuchara de mdera para sacarles el jugo. Gradualmente agregue los tomates restantes, revolviendolos constantemente. Hierba con cuidado por 5 minutos después de haber agregado a todos los tomates. Llene los botes de vidrio inmediatamente con los tomates calientes, dejando 1?2 pulgada de espacio arriba. Agregue el ácido a cada bote. Si desea, le agrega 1?2 cucharadita de sal a cada pinta.
En Yakima, procese las pintas por 40 minutos y el cuarto de galón por 50 minutos en una baño de agua hirviendo para conservar. O puede ponerlas en el conservador de presión tanto las pintas como los cuartos de galón por 15 minutos a 11 libras de presión utilizando un medidor de conservar.

¿Es seguro conservar salsa?
No es seguro conservar salsa hecha por recetas que no han sido probado por un laboratorio para su salud o seguridad. Solo conserve salsas hechas por recetas probadas. Puede conseguir recetas llamando a la oficina de Extensión de la Universidad Estatal de Washington al 509-574-1600. Cada receta cuesta $1.08 y están disponibles en español e inglés.

¿Qué hay de deshidratarlos o ‘secarlos’?

Tomates secos o deshidratados han subido en popularidad como un artículo de gourmet en los últimos años. Son muy facíl de secar en casa si tiene un deshidrator de comida. Los mejores tomates para secar con los Roma o tomates de pasta porque tienen más piel y menos agua.
Para secarlos, cortelos en tiras de 1?2 a 3?4 de pulgada. Si lo desea, puede quitarles la piel. Sequelos en un deshidratador de comida a 140 F hasta que queden entre correoso o crugiente.
Puede hechar los tomates ‘secos” en sopas o guizados o los puede rehidratar al cubrirlos en agua hirviendo y dejando que se rellenen.
Sheila Ryan es una agente de Ciencia para el consumidor de  la Universidad Estatal de Washington (WSU)/Extensión del Condado de Yakima.

• Traducido por Vera Sanabria.

Comments

2 Responses to “El arte de conservar tomates”

  1. juan guillermo on October 5th, 2013 7:37 am

    Gracias por su valioso aporte.

  2. site on October 20th, 2014 8:13 pm

    Very good post! We are linking to this particularly great content on our website.

    Keep up the good writing.

Got something to say?